Trabajar En Verano : Guía de Prevención de Riesgos

Trabajar En Verano : Guía de Prevención de Riesgos

Conoce de qué manera puedes cuidar tu salud y prevenir situaciones presentadas con frecuencia durante los meses más calurosos del año. Al trabajar en verano, las labores que implican esfuerzos al aire libre, en lugares con poca ventilación o que demandan un rendimiento físico alto, son las que registran un mayor número de accidentes laborales. Dentro de dichas labores podemos mencionar los sectores de la agricultura, construcción y trabajos relacionados con actividades acuáticas.

Con el fin de ser capaces de tomar las medidas necesarias para prevenir los riesgos ocasionados por la exposición al calor, es importante que conozcas cuáles son las situaciones más frecuentes al trabajar en verano y sus consecuencias para la salud:

Exposición prolongada a temperaturas mayores a los 30ºC, deshidratación, trabajar en establecimientos que no cuentan con suficiente ventilación o zonas de descanso aclimatadas adecuadamente, ingerir bebidas, alcohólicas, exceso de cafeína o bebidas demasiado azucaradas. Cada uno de estos factores favorecen la aparición de los síntomas que te numeramos a continuación.

Síntomas Más Frecuentes De La Exposición al Calor

  1. Aumento de la temperatura corporal (más de 40º C).
  2. Piel seca, enrojecida, y poca sudoración.
  3. Fatiga, vértigo o mareo.
  4. Desorientación, irritabilidad y cambios de comportamiento.
  5. Pulso acelerado.
  6. Pérdida de conciencia, convulsiones y coma.

Los trabajadores con antecedentes de enfermedades cardiovasculares, respiratorias, cutáneas, diabetes y epilepsia, son más propensos a sufrir estrés térmico, por lo que no deberán trabajar con alta exposición al calor. Igualmente aquellos trabajadores bajo medicación deberán  informar a la empresa y tomar las medidas suficientes para contrarrestar los riesgos de la exposición al calor. Los antihistamínicos, antidepresivos y tranquilizantes alteran la termorregulación natural del cuerpo, con lo cual al estar bajo el efecto de alguno de dichos tratamientos serás más vulnerable a la descompensación en situaciones de calor extremo.

Medidas Preventivas En Las Empresas

Para evitar someter al cuerpo a temperaturas superiores a las que es capaz de regular, lo primero es contar con la ropa de trabajo adecuada. Al trabajar en verano, expuestos a calor extremo, es importante contar con gorras o casco, gafas solares, y ropa técnica fabricada con materiales ligeros resistentes al calor. Además es ideal el uso de cremas de protección solar, beber suficiente agua y contar con los respectivos descansos entre tareas de acuerdo a la actividad realizada. En el siguiente listado encontrarás medidas preventivas de las cuales las empresas deben hacer uso para el bienestar de sus empleados.

  • Recurrir a ayudas mecánicas en verano, reduciendo las actividades manuales y por ende las consecuencias que estas pueden producir durante la exposición al calor extremo.
  • Instalar fuentes de agua potable cerca de los puestos de trabajo.
  • Contar con zonas de descanso climatizadas
  • Si el trabajo es al aire libre, proveer a los trabajadores de cremas de protección contra los rayos ultravioletas.
  • Las instalaciones deben estar habilitadas para prevenir los riesgos de explosión, incendio y quemaduras.
  • Realizar jornadas donde se informe a los trabajadores sobre los riesgos de la exposición al calor y las medidas a seguir.

¿Te ha sido útil esta información?. ¡Compártela con tus compañeros de trabajo!

 

Esta entrada tiene un comentario

  1. Alejandro Ortiz

    El tema de la irritabilidad es muy evidente. Estamos todos mucho más susceptibles. Pero hay que tener paciencia interior y respirar hondo, conscientes de que la culpa es del calor.

Deja una respuesta