Radiaciones A Las Que Se Expone El Fisioterapeuta

Radiaciones A Las Que Se Expone El Fisioterapeuta

Los fisioterapeutas realizan tratamientos a diario que implican su exposición a radiaciones durante cada sesión. Hoy te brindaremos toda la información que debes conocer para llevar un control de los tipos de radiaciones a los que te expones, las instalaciones en la que está permitido usar los equipos de tratamiento, y el vestuario de trabajo ideal para la labor.

Si eres un profesional del sector, o te interesa conocer más sobre las prácticas apropiadas dentro de la rutina del fisioterapeuta, a continuación desarrollaremos los riesgos más comunes a los que se exponen los profesionales del ramo y de qué manera deben actuar para contrarrestarlos.

Una de las técnicas aplicadas en fisioterapia para la rehabilitación de pacientes, es la electroterapia. Con este tratamiento se transmiten ondas eléctricas al área del cuerpo que ha sufrido alguna lesión.

Las ondas electromagnéticas pueden ocasionar efectos biológicos que a largo plazo pueden perjudican la salud. Al estar en constante uso de equipos de radiación, es importante que el fisioterapeuta cuente con el conocimiento de las medidas preventivas adecuadas para reducir los riesgos a los cuales se expone.

Las ondas electromagnéticas pueden ser de dos tipos: ionizantes y no ionizantes. Las primeras corresponden a radiaciones ultravioletas, infrarrojas, microondas, radiofrecuencia y láser. Las segundas corresponden a rayos cósmicos, rayos gamma y rayos X.

Tipos de Radiaciones

fisioterapeutas

Algunos de los equipos más conocidos con los que se aplica la electroterapia suponen la aplicación de ondas electromagnéticas. A continuación mencionaremos los 4 equipos más utilizados.

1) Radiación Ultravioleta: su uso en fisioterapia aún no es extendido. Este tipo de radiación es utilizado generalmente para tratamientos dermatológicos. Los efectos que ocasionan a la salud son pigmentación de la piel, eritemas de la piel, hiperplasia de la piel, envejecimiento prematuro de la epidermis, cataratas y quemaduras.

2) Onda Corta y Microondas: se emplean en el calentamiento por inducción, calentamiento dieléctrico y aplicaciones médicas como la resonancia magnética. Su efecto principal es el aumento de la temperatura corporal, aún no se ha determinado el efecto que ocasionan las microondas de bajos niveles.

3) Láser: los riesgos de la radiación láser están prácticamente limitados a los ojos. Entre los tipos de radiación láser se encuentran:

Clase 1: son seguros en condiciones reguladas de trabajo.Clase 1M: implican riesgo ocular si se miran a través de instrumentos como lupas o binoculares.

Clase 2: láser visible. Los reflejos de aversión protegen el ojo aunque se utilicen con instrumentos ópticos.

Clase 2M: dejan de ser seguros cuando se utilizan instrumentos ópticos.

Clase 3R: su visión directa es potencialmente peligrosa pero el riesgo es menor y necesitan menos requisitos de fabricación que la clase 3B.

Clase 3B: la visión directa del haz de luz es siempre peligrosa, mientras que su reflejo difuso es normalmente seguro.

Clase 4: La exposición directa de ojos y piel siempre es peligrosa. Puede originar incendios.

4) Infrarrojos: un tipo de radiación más extendida en el sector de la fisioterapia por el efecto calorífico que genera. Las lámparas de infrarrojos son utilizadas por los fisioterapeutas para el tratamiento de diversas zonas corporales afectadas. Algunos de los efectos de estas radiaciones para la salud son: las quemaduras en la piel, lesiones oculares como afecciones corneales, cataratas y opacidades en los ojos.

Medidas Preventivas de Protección

  • Buenas prácticas de trabajo: seguir las normas asociadas al rol especificadas en los procedimientos de manipulación segura de agentes biológicos. Un ejemplo de estas es la correcta esterilización de materiales y superficies de trabajo.
  • Medidas de protección individual y colectiva: es indispensable el uso de guantes, ya que es un equipo de protección individual que ayuda a prevenir la contaminación con agentes posiblemente infecciosos como lo son la sangre, secreciones y membranas mucosas de los pacientes. El uso de guantes está indicado para tratamientos fisioterapéuticos como el drenaje bronquial, el manejo de pacientes con heridas cubiertas o el manejo de la articulación temporo-mandibular. La casaca o pijama sanitario es una barrera de protección individual cuyo uso está establecido en las normas armonizadas UNE-EN 14126 : 2004. Su uso protege la piel del usuario de los microorganismos presentes durante el contacto con el paciente. Este debe cambiarse diariamente, no ser almacenado junto a la ropa de diario y no utilizarse fuera del espacio de trabajo, con el fin de evitar la propagación de microorganismos.
  • Diseño y construcción de la instalación: Son medidas que tienen como objetivo evitar la liberación de los agentes biológicos manipulados, fuera del área de trabajo. Dentro de estas medidas a su vez se encuentra la señalización del espacio de trabajo para informar adecuadamente a profesionales y pacientes que puedan ser sensibles a la radiación. Para esto se identifican las zonas donde la persona se encuentre expuesta a radiaciones. lesion

Si eres fisioterapeuta y tanto tú como tu equipo de trabajo cumplen con las medidas preventivas mencionadas, su nivel de exposición al riesgo será menor, así como el de sus pacientes.

Si por el contrario algunas de las medidas mencionadas no forman parte del protocolo de actuación de tu lugar de trabajo, te invitamos a compartir la información con tu equipo para asegurarse de contar con el Equipo de Protección Individual adecuado y hacer una revisión de las normas relativas al sector.

Deja una respuesta