Señales de tráfico para la empresa. La seguridad es lo primero

Señales de tráfico para la empresa. La seguridad es lo primero

Cada día, cuando salimos a la calle, vemos numerosas señales de tráfico. Se trata básicamente de elementos presentes en nuestro día a día cuyo papel es imprescindible para la seguridad de todos. Permiten informar a los usuarios sobre peligros frecuentes o puntuales de un lugar, avisos o recordatorios sobre la normativa vigente y normas de conducta que velan por nuestra seguridad y bienestar.

En el artículo de hoy veremos algunas características básicas de las señales de tráfico para después centrarnos en un tipo específico: aquellas utilizadas en las empresas. Analizaremos su importancia para la seguridad de trabajadores y usuarios y cuáles solemos encontrar en estos ámbitos profesionales. ¡Vamos allá!

Características básicas de las señales de tráfico

Podemos resumir los rasgos más característicos de las señales de tráfico en las siguientes:

  • Deben ser reconocidas por la mayor parte de la población. Para hacerlo posible, existen directrices internacionales que han establecido pautas para que personas de diferentes países y culturas puedan reconocer las señales cuando las vean. En la misma línea encontramos también el Código Internacional de Señales o CIS, utilizado muy ampliamente en barcos o similares. Se incluyen aquí elementos como el código Morse, los semáforos o las banderas de señales.
  • Deben estar situadas en lugares que sean visibles. ¿Cuántas veces se ha cometido el error de poner una señal de tráfico importante detrás de un árbol? Todas las señales de tráfico deben situarse estratégicamente para ser vistas por todos desde varios ángulos.
  • El diseño debe cumplir unas normas básicas de tamaño, forma y color. De carácter internacional se distinguen unos colores para determinar diferentes funciones, como el color amarillo para alertar de peligro o pedir prudencia, el rojo para prohibir, el azul para señalar una obligación o dar una indicación, etc. El mantenimiento de estas señales es muy importante para evitar que sus colores se deterioren o que ellas mismas se rompan o pierdan parte de sus características. En el caso de las señales ubicadas en empresas, se deberá tener la responsabilidad de revisarlas periódicamente y comprobar que siguen cumpliendo la función para la cual han sido creadas.

Una vez que ya conocemos las características de las señales de tráfico, centrémonos en aquellas utilizadas en las empresas. Antes de nada, ¿por qué son tan importantes?

Ventajas de las señales de tráfico en empresas

¿Te imaginas salir a la carretera y que no haya ni una sola señal de tráfico? Al igual que nos sería realmente complicado conducir en carretera o ciudad sin señales, en ciertas empresas las señales son una solución de comunicación profesional y eficaz que garantizan la seguridad de los trabajadores y otros usuarios.

Las señales en una empresa indican a los trabajadores las zonas de peligro, las consignas de seguridad que deben respetar y otras indicaciones relativas a un lugar determinado. Por ejemplo, existen señales que sirven para indicar la zona de aparcamiento, incluidas las plazas reservadas o las exclusivas para los trabajadores discapacitados. También se puede señalar la entrada o salida a un espacio concreto mediante señales direccionales pintadas en el pavimento.

¿Qué tipos de señales podemos encontrar en las empresas?

Hay empresas que, a causa de sus características o sus funciones, deben incorporar señales en sus dependencias o alrededores. Os mostramos algunos ejemplos:

  • Luces de emergencia: en determinadas ocasiones se puede dar el caso que una zona esté mal iluminada (ya de por sí o por razones horarias o climatológicas). En estos casos es importante que se añada luz adicional para dar mayor visibilidad a una zona, como un parking o camino.
  • Conos: los conos son elementos que pueden realizar muchas funciones, por lo que son indispensables prácticamente en cualquier tipo de empresa. Pueden ayudar a señalizar un camino, a barrar el paso, a alertar de algún peligro que pueda suceder más adelante, etc.
  • Separadores de vía: estos elementos sirven sobre todo para aquellas empresas que tienen gran espacio exterior en donde puedan circular coches u otros dispositivos móviles. Ayudan a separar carriles o zonas donde no se pueda acceder.
  • Reductores de velocidad: se trata de elementos que se instalan en el suelo para que no se excedan ciertos límites vinculados con la velocidad. Por ejemplo, en la entrada de mercancías o en zonas donde sea frecuente el paso de trabajadores. Estos reductores también se ven con frecuencia en vías urbanas.
  • Vallas y barreras: pueden servir para regular el control de acceso a una zona o para proteger a personas e infraestructuras en lugares en obras o en zonas cerradas, entre otras medidas de seguridad temporal o permanente.

Hoy hemos visto lo importante que es que las empresas también cuenten con una buena señalización de tráfico. Esto aplica tanto para zonas interiores, como aparcamientos, como para zonas exteriores, como entradas, zonas de carga o descarga, etc.

En la tienda online de Naisa contamos con un amplio surtido de señalización, desde balizamiento hasta tráfico, pasando por señales de interior como de evacuación, de alerta de peligros como incendios o riesgo eléctrico, entre otras muchas. ¿Necesitas una solución adaptada a tus necesidades? No dudes en consultarnos a través de nuestro servicio de atención al cliente. ¡Estaremos encantados de asesorarte!

Naisa.es - Ropa De Trabajo

Técnico PRL asesor en EPIs y vestuario laboral

Deja una respuesta