Ropa laboral para soldadores

Ropa laboral para soldadores

Hay profesiones que requieren un plus de seguridad, y son aquellas en que el día a día puede conllevar riesgos. Una muestra de ello lo encontramos en los soldadores.

Ropa laboral adecuada para soldadores

El hecho de soldar requiere seguir una normativa para que se efectúe con total seguridad, ya que a la mínima nos podríamos lastimar o iniciar un incendio. Es conveniente observar bien las reglas y vigilar que no salgan chispas de forma incontrolada o haya por ahí cerca materiales fácilmente inflamables.

Equipos de protección individual para soldadores

Cómo ya hemos comentado otras veces, los equipos de protección individual son aquellos trajes o complementos (como casco, calzado o guantes) que permiten que las tareas laborales se hagan de forma segura. Encuentra la legislación sobre EPIs en este enlace. Aquí os mencionamos los elementos más importantes:

Protección ocular: cubrirse los ojos con una buena lente evitará que nos accidentemos. Aunque se pueden conseguir de forma individual, normalmente estos lentes van integradas al casco de trabajo, necesario para evitar que nos caiga una pieza y nos haga una herida.
Estos objetos deben haber pasado los controles de seguridad debidos, ya que no sirve cualquier cosa, sino que tendrá que tener el grosor y las características que marca la ley.

Guantes: al igual que en el anterior caso, los guantes que se usen deberán ser normativos y deberán asegurar el aislamiento de ciertos elementos.

Manguitos: los manguitos para soldadores son unas piezas textiles que se colocan en los brazos y que complementan a su vez la tarea protectora que ofrecen los guantes. Normalmente son bastante gruesos y suelen llevar unas tiras para ajustarlo mejor al cuerpo.

Delantal: existen varios modelos y de diversos materiales, que principalmente sirven para proteger la parte frontal del cuero. Los más comunes son los de cuero. Dependiendo de las tareas a realizar se deberá escoger un modelo u otro, puesto que algunos son más completos y sirven para casos más complejos.

Chaqueta, pantalón: debajo del delantal, la ropa para soldar debe protegernos de cualquier accidente que se pueda suceder. Como en el caso anterior, también la mayoría de estas prendas textiles son de cuero.

Para una mayor protección, existen dos opciones más: por una parte lo que se denomina como capuz o capucha, que sirve principalmente para proteger la cabeza, pues es una pieza entera que se coloca y que solo tiene dos aperturas: el espacio para ver (que se deberá complementar con gafas especiales) y la parte del cuello por donde se debe hacer pasar la cabeza.

La segunda opción, ya mucho más completa, son los trajes de cuerpo entero. Realizados con materiales totalmente imposibles de quemar, estos equipos de protección son como un mono que cubre de los pies hasta la cabeza. Muy recomendados en casos de constante contacto con el fuego.

Por último es importante destacar el papel de la seguridad en todo este proceso. A menudo no basta con ir bien preparado si el lugar de trabajo no cumple los requisitos necesarios. Es muy importante que el sitio en donde se hagan las soldaduras u operaciones relacionadas esté bien aireado y disponga de materiales de primeros auxilios para usar en caso de emergencia.

Naisa.es - Ropa De Trabajo

Técnico PRL asesor en EPIs y vestuario laboral

Deja una respuesta