Ropa para hostelería: equípate para la nueva normalidad

Ropa para hostelería: equípate para la nueva normalidad

La evolución favorable de la pandemia y el avance de la vacunación en nuestra comunidad autónoma han permitido levantar el estado de emergencia sanitaria y que se eliminen las restricciones que se aplicaban al sector de la hostelería en lo referente a límite de aforo y utilización de los espacios interiores y exteriores, llegando a una situación de «nueva normalidad». La Orden del 22 de octubre de 2021 por la que se establecen medidas de prevención específicas como consecuencia de la evolución de la situación epidemiológica derivada de la COVID-19 en la Comunidad Autónoma de Galicia  así lo establece, modificando la Orden del 14 de septiembre de 2021 por la que se aprobaba el nuevo Plan de hostelería segura de la  Comunidad Autónoma de Galicia. 

De esta forma, desde el pasado 23 de octubre se aumenta el aforo hasta permitir el 100% tanto en interior como en exteriores, el horario de cierre al público será a la 1.00 AM excepto la noche del viernes al sábado y del sábado al domingo, que será hasta 1.30 horas. Se permite el consumo en barra manteniendo zonas diferenciadas de uso para clientes y personal. En cuanto a las medidas de seguridad para clientes y locales, destacan las siguientes:

CLIENTES:

  • Todos los ciudadanos tenemos la obligación general de adoptar las medidas necesarias para evitar la generación de riesgos de propagación de la enfermedad y también la de evitar exponernos a dichos riesgos, respetando las medidas de seguridad e higiene decretadas por las autoridades.
  • Observar las normas generales de utilización de mascarilla en espacios cerrados abiertos al público, utilizándola excepto en el momento del consumo de comida o bebida. En el caso de las terrazas al haberse eliminado la obligatoriedad de su uso al aire libre,  se mantiene cuando no sea posible mantener la distancia mínima de seguridad. Quedan dispensadas de su uso aquellas personas que por sus circunstancias personales (edad, patologías…) estén recogidas en la normativa estatal.
  • Guardar la distancia interpersonal de seguridad de 1,5 metros.

LOCALES:

  • Declarar y mantener accesible al público y a las autoridades su capacidad máxima interior y exterior controlando sean respetadas, no pudiendo exceder en ningún momento de la capacidad máxima establecida en la licencia municipal.
  • Distribuir el mobiliario de forma que respete en todo momento las distancias mínimas de separación.
  • Asegurar la realización de las tareas de desinfección y limpieza adecuadas a las características e intensidad de uso de los espacios y locales, con especial atención a las zonas de uso común y superficies de contacto.
  • Poner a disposición del público en lugares accesibles y visibles dispensadores de gel hidroalcohólico o desinfectantes que estén autorizados y registrados.
  • Señalizar el aforo de los cuartos de baño y limpieza y desinfección dos veces al día.
  • Realizar tareas de ventilación periódica que garantice la renovación y buena calidad del aire, utilizando medidores de CO2 y aplicando medidas adicionales si los niveles exceden el máximo establecido por las autoridades sanitarias.
  • Fomentar el pago por medios electrónicos, y en el caso de que la carta sea en formato físico que ésta permita su desinfección.
  • Para optar a un nivel superior de certificación del Plan de Hostelería Segura los locales pueden adoptar más medidas, como productos monodosis, envases individuales, carta en formato digital, registro de clientes en cenas y comidas y fomento de las herramientas PassCovid e RadarCovid.
  • Dotar a los trabajadores de mascarilla quirúrgica de uso obligatorio en la atención al público y que se deberá cambiar cada 4 horas. Para optar a un nivel superior de certificación se dispondrá también de mascarillas FFP2 que se ofertarán a los trabajadores y como medida adicional se podrá ofrecer la realización de pruebas diagnósticas periódicas y voluntarias cada 15 días o cada 7 en caso de que la situación epidemiológica empeore.
  • Se deberá contar con ropa de trabajo específica.

Uniformes de hostelería

ROPA PARA HOSTELERÍA

Los uniformes de hostelería adquieren así especial relevancia no solo por una cuestión de imagen o de prevención de riesgos comunes, también se han convertido en un elemento de prevención más en la lucha contra el coronavirus. El utilizar ropa de trabajo específica permite que al final de la jornada esta se quite y se almacene en un lugar determinado para su limpieza y desinfección. Entre las prendas imprescindibles en la ropa para hostelería tenemos:

  • Chaquetilla de cocinero: pueden ser de manga corta o larga, aunque en general se suelen preferir las de manga larga para proteger de las quemaduras igual que el diseño de doble solapa sobre el pecho. Los diseños de estas chaquetas de cocina van desde los clásicos en colores blanco o negro hasta diseños más atrevidos, y muchos modelos incorporan el tratamiento Teflon™ que, sin alterar el aspecto o tacto de la prenda, la hace resistente a manchas y salpicaduras alargando también su durabilidad.
  • Gorros de cocina: podemos encontrar desde el clásico gorro francés de cocinero hasta diseños más modernos con cintas para atar detrás o estilo cofia. Aunque su función es básicamente higiénica evitando que el pelo o el sudor puedan caer sobre la comida, se suelen elegir diseños que conjunten con el resto del uniforme aportando el toque final al conjunto.
  • Delantales para hostelería:  se utilizan tanto en el uniforme de cocina como en el de camarero y al ser su función evitar que el trabajador se manche el resto de prendas, deben estar fabricados con tejidos resistentes que aguanten bien las condiciones de lavado (agua caliente, detergentes fuertes…) Suelen ser la opción favorita a la hora de personalizar con el logotipo de la empresa al ser talla única y dar una imagen de uniformidad y equipo.
  • Calzado para hostelería:  al ser una de las profesiones donde más horas se pasan de pie, el calzado debe aunar la máxima comodidad y ligereza con materiales de calidad que eviten el exceso de sudor y el sobrecalentamiento del pie. La seguridad tampoco se debe perder de vista, eligiendo modelos con suela antideslizante y en ocasiones puntera de seguridad.
  • Camisa hostelería: en el uniforme de camarero puede llevarse sola o bajo el chaleco, y suele ser la opción elegida en aquellas uniformidades que buscan un plus de elegancia sobre otras opciones más informales como polos o camisetas.

Por último, recordar que todas estas opciones de vestuario se pueden personalizar si queremos añadir un elemento de distinción y crear una imagen de marca. En pocos sectores el contacto con el cliente es tan directo y continuo, y una imagen cuidada siempre es un elemento que marca la diferencia.

Naisa.es - Ropa De Trabajo

Técnico PRL asesor en EPIs y vestuario laboral

Deja una respuesta