Ropa de alta visibilidad: todo lo que necesitas saber

Ropa de alta visibilidad: todo lo que necesitas saber

Cuando hablamos de la importancia del vestuario laboral como elemento de protección adquiere especial relevancia aquel que protege al trabajador en condiciones de baja visibilidad o en aquellas en las que se necesite señalizar la posición del trabajador ante riesgos de atropello de vehículos o maquinaria en movimiento, una de las causas más frecuentes de siniestralidad laboral. Es por ello que los equipos de alta visibilidad suponen la defensa principal ante este tipo de riesgos, señalizando visualmente la presencia del trabajador y son de utilización obligatoria según la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales.

ELEMENTOS PRINCIPALES DE LA ROPA DE ALTA VISIBILIDAD

Este tipo de ropa consta de dos elementos principales: el material de fondo fluorescente y el material retrorreflectante. El primero tiene la propiedad de potenciar la visibilidad y reflejar más luz de la que absorbe dándoles a las prendas un color brillante que en el caso de los equipos de protección puede ser amarillo, naranaja o rojo.  El segundo material es el retrorreflectante, que cuenta con propiedades de retrorreflexión, es decir, ayuda al ojo a poder percibir la luz en condiciones de baja iluminación. Cuando están cerca de la fuente de iluminación, como unos faros por ejemplo, aparecen más brillantes al observador distinguiéndose en ambientes de poca luz. En general la ropa de alta visibilidad cuenta con material combinado (prendas de colores fluorescentes con tiras de material retrorreflectante) que aumentan la visibilidad de la figura humana al resaltar por sus colores fluorescentes y llevar tiras de material retrorreflectante en puntos clave.

En cuanto a los tipos, según la norma internacional EN ISO 20471 la ropa de alta visibilidad se clasifica en tres clases según el nivel de protección que ofrecen, debiendo cada una de ellas contar con un nivel mínimo de superficie de los materiales de los que hablamos anteriormente: material de fondo fluorescente, material retrorreflectante y material combinado. Así, existen las prendas de clase 1, clase 2 y clase 3 según el nivel de protección que ofrecen ante condiciones de baja visibilidad.

TIPOS DE ROPA DE ALTA VISIBILIDAD

Las de clase 1 se suelen utilizar en condiciones en las que el trabajador puede ser visto en condiciones normales o existe separación suficiente entre él y el tráfico de vehículos o maquinaria, es decir, no se necesita un nivel muy alto de visibilidad. Las de clase 2 se utilizan en situaciones de mayor riesgo que las de clase 1 por condiciones de mal tiempo que dificultan aún más la visibilidad, por falta de separación entre el trabajador y el tráfico de vehículos o maquinaria, o bien porque la velocidad de circulación de estos últimos es superior a 40 km/hora.  Por su parte, las de clase 3 se utilizan en condiciones meteorológicas adversas, en trabajos que impliquen un riesgo extremo, o en los que la circulación de vehículos sea superior en velocidad.

ALTA VISIBILIDAD3

Si hablamos de clases de prendas, en la actualidad pueden encontrase en gran variedad de diseños:

  • Prendas exteriores:  prendas de abrigo en tejido polar como sudaderas y chaquetas y parkas que ofrecen tanto protección térmica como impermeabilidad en condiciones climáticas adversas que precisen además asegurar la visibilidad de los usuarios.
  • Chalecos: existen tanto chalecos sencillos como los obligatorios que todos debemos llevar en nuestro vehículo, como aquellos que incorporan acolchado, protección térmica, impermeabilidad o diversos bolsillos de utilidad en trabajos manuales.
  • Pantalones y buzos:    diseñados para varios sectores y profesiones, incorporan además de las características de alta visibilidad mencionadas anteriormente variedad de tejidos y características técnicas que se adaptan a los requerimientos de cada actividad o profesión.
  • Polos y camisas:  estas prendas son el primer nivel de protección en el vestuario laboral, los tejidos en los que se fabrican además de cumplir las características técnicas precisas para cada actividad intentan asegurar la mayor ligereza y transpirabilidad posible.

A la hora de elegir qué color o que combinación de prendas de alta visibilidad debemos elegir hay que tener en cuenta diversos factores como son las condiciones de luz que previsiblemente van a existir durante el desarrollo de la actividad, que el lugar de trabajo y los elementos que lo forman contrasten de forma suficiente con la combinación de colores de las prendas (de nada sirven por ejemplo prendas de alta visibilidad de color naranja si la maquinaria o las paredes llevan predominantemente este color) y que la ubicación de las bandas retrorreflectantes en la prenda aseguren de forma suficiente la posibilidad de distinguir de forma inmediata la silueta humana y no confundirla con otro elemento.  Para ello es recomendable hacer pruebas concretas en situaciones reales en el escenario donde se va a llevar a cabo la actividad, para poder ver in situ la respuesta de la prenda, y así poder determinar su adecuación.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es formar de forma adecuada a los trabajadores en lo referente a la utilización de estos equipos. El explicar la manera adecuada de llevar la prenda, las limitaciones de protección que puede tener, la importancia de no alterar sus elementos y mantenerlas en un buen estado de almacenamiento y conservación además de renovarlas cuando el desgaste por uso disminuya su visibilidad es asegurar que se les saca el máximo partido a este tipo de elementos de protección.

Naisa.es - Ropa De Trabajo

Técnico PRL asesor en EPIs y vestuario laboral

Deja una respuesta