Protegerse de inhalación de pinturas - Naisa.es

pinturas

Dentro de los riesgos que asume un trabajador se encuentran aquellos que derivan del uso de determinadas sustancias químicas como pueden ser las pinturas.

Desde el pintor que trabaja en casa, pasando por ebanistas que pinta y barniza la madera, hasta el chapista que da brillo y color a los vehículos, todos están expuestos en mayor o menor grado a las sustancias químicas.

Riesgos asociados al manejo de pintura

La exposición a pinturas puede estar acompañados de diversos problemas de salud. En gran parte derivan de la inhalación de los vapores que desprende la pintura. Aunque también pueden provocarse debido a la ingestión accidental o la absorción a través de la piel.

Algunas sustancias causan irritaciones pero otras pueden ocasionar graves daños en la salud con carácter crónico como alergias e incluso puede derivar en efectos cancerígenos.

Las afecciones más comunes son: Irritación ocular, somnolencia, vértigo, malestar, dolor de cabeza y vómitos. A nivel de absorción por la piel puede ocasionar dermatitis y úlceras en la piel.También puede causar por inhalación asma bronquial y otras alteraciones respiratorias. Por último destacar problemas relacionados con alteraciones nerviosas, problemas renales y hepáticos o neoplasias.

¿Qué medidas se pueden tomar para reducir el riesgo?

Dependiendo de la actividad se aplicarán distintas medidas preventivas, con el fin de evitar daños en la salud.

En cuanto a las mejoras en las instalaciones se pueden realizar zonas aisladas, a modo de almacenaje, para guardar todas las pinturas. Estas deben contar con una ventilación continua que elimine los posibles vapores y a ellas se accede con mascarillas. Además, donde se realice la actividad pintura debe estar acondicionado.  Por ejemplo en talleres de chapa y pintura para vehículos se utilizan cabinas preparadas para tal actividad, donde el se coloca el vehículo y se realiza la pintura con pistola. Además, el trabajador entra equipado con mascarillas provistas de filtros para evitar la inhalación de vapores y partículas de pintura.

En cuanto a las pinturas, siempre cuando sea posible, además de estar almacenadas y etiquetadas correctamente, se deben sustituir las pinturas con disolventes por otras con base acuosa.

Los trabajadores deben utilizar equipos de protección individual (EPIs) como mascarillas, adecuadas al tipo de pintura a aplicar. Además, estos equipos deberán pasar las revisiones pertinentes y disponer en las instalaciones de los filtros adecuados para tener las mascarillas a punto para su uso.

 

Protegerse de inhalación de pinturas
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad