Prevención de riesgos laborales: Errores comunes

Prevención de riesgos laborales: Errores comunes

prevencion-de-riesgos-laborales-2

Cuando hay un accidente laboral se evalúa todo lo referente al puesto de trabajo: riesgos, medidas preventivas aplicadas, equipos de protección individual, etc. Pero también se evalúa si el Plan de Prevención de Riesgos Laborales es correcto, así como su supervisión por el técnico de prevención y si la empresa ha cumplido con sus obligaciones.

Según los expertos en Prevención de Riesgos Laborales, uno de los fallos se localizan en la metodología que se aplica.

Obviar elementos en la evaluación de riesgos laborales

En muchas ocasiones, la evaluación no se realiza en todos los puestos de trabajo, sino que se limita a aquellos que corren un mayor riesgo. Por ejemplo, en el caso de un taller de mecánica, algunos técnicos centran su atención y evaluación en los mecánicos, dejando a un lado a los trabajadores del área de posventa / recambios u oficinas.

Además, aquellas tareas puntuales no se registran en la evaluación, dejando solo espacio para aquellas rutinarias. Por ejemplo, siguiendo con el ejemplo anterior, en algunos talleres no se evalúa el riesgo que supone la revisión de los residuos peligrosos y depósitos del lavadero, ya que es algo puntual.

Otro de los fallos en la evaluación reside en obviar las áreas exteriores o comunes, por donde normalmente los profesionales pasan andando. Por ejemplo, un vestuario o la explanada de depósito de vehículos en un taller, que está expuesto a gases del vehículo y a posibles atropellos.

Los riesgos que suelen dejarse fuera de la evaluación están relacionados con aquellos psicosociales y ergonómicos, ya que se ven eclipsados por otros riesgos más graves.

Otros fallos generales

Además de los comentados anteriormente, durante el proceso de evaluación de riesgos se deben especificar para evitar accidentes cada una de las medidas preventivas necesarias. En algunos casos, estas no figuran en el Plan, por lo que queda permanente el riesgo de accidente laboral. Del mismo modo, no se identifican los equipos de protección individuales que se deben usar o, bien, las características específicas que deben tener.

Otro de los fallos, que parece un simple detalle, pero es importante es que figure el autor de la evaluación.

Por último, no se contempla la posibilidad de que un trabajador ocupe o pueda ocupar un determinado puesto especialmente sensible o se convierta en un trabajador que requiera medidas preventivas y una evaluación de su puesto concreto, por ejemplo, en el caso de mujeres embarazadas.

 

Naisa.es - Ropa De Trabajo

Técnico PRL asesor en EPIs y vestuario laboral

Deja una respuesta