Equipos de protección individual imprescindibles

Equipos de protección individual imprescindibles

Equipos de protección individual

Exceptuando algunas profesiones, el resto incluyen en su plan de prevención de riesgos laborales los equipos de protección individual necesarios para prevenir accidentes de trabajo. No todas las profesiones utilizan todos los equipos básicos, pero siempre se cuela alguno de ellos: guantes, botas de seguridad, cascos o ropa de trabajo específica.

Diferentes profesiones pero todas con guantes

Hay una gran variedad de profesiones que requieren el uso de guantes de distintas categorías, aunque entre ellas no tengan ninguna relación.

Por ejemplo, los guantes de látex podemos encontrarlos en los centros médicos y hospitales, incluso en los centros de salud. Durante una cirugía, una revisión médica, en ginecología o atendiendo a un enfermo hospitalizado. También, encontramos en laboratorios de análisis médicos, de investigación científica o farmacológica, en laboratorios dirigidos al análisis de aguas o de alimentos. En esta ocasión, los guantes tienen una doble función. Por un lado, proteger al profesional del contagio de posibles bacterias, infecciones o cortes leves. Por otro lado, evitar la contaminación de una muestra en un laboratorio o la esterilización durante una operación en un quirófano.

Sin embargo, los guantes anticorte están enfocados a otros profesionales. Desde centros alimentarias como charcuterías y carnicerías o mataderos, hasta profesiones vinculadas a la manipulación de cristalería o en determinadas labores de construcción. Asimismo, se incluyen como equipo de protección individual en los planes de prevención de riesgos laborales de las fuerzas de seguridad. Los guantes anticorte tienen distintos grados de protección y deberá scorsese el más adecuado en función de la actividad a desarrollar.

También, podemos encontrar una amplia gama de guantes dirigidos a labores de manipulación. Por ejemplo, aquellos apropiados para manipulara muebles durante una mudanza o transportar materiales durante una construcción. Otro tipo de guantes son los desechables, que se utilizan, por ejemplos, en talleres de chapa y pintura durante la aplicación del color.

Equipos de protección individual: calzado o botas de seguridad

Ya seas médico o un arquitecto que visita la obra para evaluar su estado, requieres usar calzado de seguridad. Existen multitud de tipo de calzado de seguridad, desde botas que cubren todo el tobillo con refuerzo metálico, aquellas que prescinden del metal, o zuecos que permiten pasar muchas horas de pie sin perder el confort.

Es importante elegir el calzado según la profesión. Para aquellos profesionales que pasan muchas horas de pie y se desplazan de un lado a otro de la instalación, se recomienda un calzado cómodo, transpirable y que aporte confort para toda la jornada laboral. Sin embargo, aquellas personas que trabajan en terrenos poco estables, por ejemplo, agentes forestales, se recomiendan botas de seguridad con una buena sujeción al tobillo, que permitan el agarre a superficies irregulares y que estén preparadas para la meteorología adversa. Por otro lado, los profesionales que trabajan a pie de obra, en talleres mecánicos o soldadores, requieren botas de seguridad con mayor grado de protección. Dependiendo del puesto, elegirán calzado con placas protectoras de metal, para evitar dañar el pie ante la caída de pequeñas herramientas o materiales.

Naisa.es - Ropa De Trabajo

Técnico PRL asesor en EPIs y vestuario laboral

Deja una respuesta