Conoce los principales elementos del vestuario de pescadería

Conoce los principales elementos del vestuario de pescadería

Las condiciones de trabajo en pescadería, sean un establecimiento independiente o una sección de una gran superficie, conllevan una serie de riesgos que hacen necesario prestar especial atención al vestuario. Los riesgos en este tipo de trabajo abarcan desde resbalones y caídas al mismo o a distinto nivel,  golpes por caída de objetos, cortes y heridas por herramientas cortantes hasta riesgos biológicos por salpicaduras de sangre y vísceras. Además, como siempre que se trabaja en el sector de la alimentación, la higiene debe ser impecable no solo por una cuestión de imagen. A continuación os presentamos los principales elementos del vestuario de pescadería:

PANTALONES Y CHAQUETAS

La opción más frecuente suele ser un conjunto formado por un pantalón estilo pijama apto para su uso en alimentación, con cintura elástica que nos proporcione comodidad y libertad de movimientos, y una chaqueta con cierre automático con corchetes que nos facilite su puesta y retirada.  Debajo suele utilizarse una camiseta de algodón que nos mantenga frescos y sea confortable al contacto con la piel, evitando rozaduras.

CHALECOS

Estas prendas se utilizan para proteger del frío y su uso es común en pescaderías situadas en lonjas y mercados abiertos o cuando el trabajo implica entrar con frecuencia a la cámara frigorífica. Permiten libertad de movimientos al mismo tiempo que proporcionan confort térmico, siendo un buen complemento a la hora de escoger el vestuario para pescadería. Los modelos que se utilizan son ligeramente acolchados y están especialmente diseñados para su uso en alimentación.

BOTAS DE AGUA

Uno de los elementos más importantes, la bota debe ser preferiblemente de caña alta para cubrir parte de la pierna, preservándola de la humedad,  y contar con una puntera de seguridad que proteja el pie del trabajador de posibles caídas de objetos y golpes. Dado que el trabajo se realiza en superficies que suelen estar húmedas y con presencia de hielo la suela debe contar con características antideslizantes y proporcionar un buen agarre. El material debe ser resistente, ya que la utilización de productos desinfectantes es diaria, y debemos elegir un número adecuado. Una bota demasiado holgada resultará muy incómoda y no nos proporcionará buena sujeción y agarre, y una que nos quede demasiado justa no nos permitirá utilizar unos buenos calcetines de trabajo de cierta densidad que nos mantengan los pies secos y calientes.

DELANTALES y MANGUITOS

Su función es mantener el resto del vestuario limpio y seco actuando como última capa y protegiéndolo de salpicaduras de agua, sangre y escamas. Suelen tener un largo adecuado para proteger el cuerpo hasta donde comienza la bota, en el caso del delantal, y hasta el antebrazo en el caso de los manguitos. El material del que están fabricados los delantales y manguitos (generalmente PVC) permiten su limpieza inmediata y desinfección, manteniendo la higiene y proporcionando una buena imagen. Aunque los más utilizados son de color blanco, existen modelos en otros colores que permiten adaptarlos a la imagen corporativa y coordinarlos con otros elementos del vestuario, como el gorro.

GUANTES

El trabajo de pescadería se desarrolla en un ambiente frío y húmedo necesario para la conservación del pescado, siendo las manos una de las partes del cuerpo que más acusa estas condiciones. Así, además de estar expuestas a cortes por herramientas o heridas causadas por partes punzantes de pescados y mariscos están en contacto con hielo y agua casi constantemente. Es necesario por lo tanto utilizar unos guantes impermeables, generalmente guantes de látex, que ofrezcan protección contra el frío y estén certificados para su utilización en la industria alimentaria. Debajo de ellos deberán usarse unos guantes anticorte también aptos para su uso en alimentación que protejan la mano de cortes y pinchazos. Para tareas de mayor riesgo como el fileteado, se deberá contar con un guante de malla de acero especialmente diseñado para la industria alimentaria. Estos guantes se pueden utilizar indistintamente en la mano izquierda o derecha y proporcionan una excelente protección anticorte sin riesgo de contaminación del alimento por partículas de plástico o fibras.

GORROS

Es un elemento imprescindible en cualquier uniforme de pescadería por su función higiénica, evitando que los cabellos que se caigan puedan depositarse en la mercancía. Podemos encontrar diversos modelos y colores, desde la clásica cofia para mujer con o sin rejilla, hasta el gorro de estilo militar. La variedad de estilos lo convierten no solo en un elemento para mantener la higiene, sino que permite su personalización para adecuarlo, en su caso, a los colores corporativos y conjuntarlo con otros elementos de vestuario como por ejemplo el delantal.

Es importante recordar, una vez más, que tanto los EPIS como la ropa de trabajo para pescadería no debe suponer un elemento que impida la realización del trabajo o nos dificulte hacerlo con comodidad. Los elementos de vestuario deben ser escogidos de una talla adecuada y permitir realizar los ajustes precisos que nos permitan adaptarlos a nosotros. Una talla demasiado amplia facilita los enganches con objetos y nos resultará incómoda si tenemos que estar colocándola en su sitio continuamente, y una demasiado ajustada nos dificultará los movimientos en un trabajo con gran actividad física como el de pescadería. Los elementos de protección deberán guardarse y conservarse de forma adecuada, informando de forma inmediata de cualquier tipo de deterioro, anomalía o daño que pueda tener el equipo de protección individual, debiendo ser sustituidos por otros en buen estado.

Naisa.es - Ropa De Trabajo

Técnico PRL asesor en EPIs y vestuario laboral

Deja una respuesta