Cómo elegir la talla de calzado de seguridad adecuada

Cómo elegir la talla de calzado de seguridad adecuada

Cada día, nuestros pies se someten a diversos riesgos que pueden provocar diferentes dolencias: condiciones difíciles, posiciones incómodas, pisoteos constantes… Uno de ellos es el uso de calzado de un número inapropiado. Y es que muchos de nosotros no estamos seguros de cuál es nuestro número de pie o estamos entre dos números. Por supuesto, lo anterior también afecta al uso de calzado de seguridad en el trabajo. Por ello, en este artículo trataremos de analizar la importancia de llevar la talla de calzado adecuada y veremos cómo medirnos el pie para, por fin, estar convencidos de nuestro número ideal.

Elegir calzado de seguridad

Para que el calzado laboral sea eficaz y cumpla su función también debe adaptarse perfectamente a las necesidades de quien lo lleva.

Se trata de un calzado que se usará a lo largo de toda una jornada laboral, día tras día. Además de proteger, sin duda alguna, el calzado de seguridad tiene que permitir que el trabajador se sienta totalmente a gusto.

En primer lugar, es indispensable identificar las necesidades relacionadas con la actividad o profesión. Así pues, debemos pensar en los materiales que se manipulan en el trabajo, a los objetos que puedan caer, a los elementos que puedan llegar a perforar la suela, etc. Por ejemplo, un carpintero necesitará, sin duda, un calzado de seguridad con suela antiperforación.

*Si quieres ampliar esta información, te recomendamos este artículo sobre cómo elegir correctamente tu calzado de seguridad.

Una vez que hemos resuelto la cuestión de los riesgos asociados a cada profesión llega el momento de pensar en algo no menos importante: la ergonomía. La salud de nuestro pie incide, a su vez, en nuestra postura y nuestra biomecánica. Cuenta con 26 huesos y más de un centenar de ligamentos, por lo que, además, la probabilidad de lesión es alta.

Importancia de elegir bien la talla de calzado de seguridad

Un zapato de seguridad que nos queda grande nos expone al riesgo de caída. Uno demasiado pequeño, además de incómodo, nos comprimiría el pie. Por tanto, escoger un calzado con el número correcto es vital si queremos evitar lesiones y trastornos del pie y disfrutar de una protección completa.

El calzado de seguridad usa las mismas medidas que el calzado clásico. Ahora bien, es importante estar seguros del número que calzamos normalmente para no comprar un calzado de trabajo que no nos proteja de los riesgos de nuestra profesión. Si no sabes con certeza cuál es tu número exacto o si tienes dudas entre dos números, a continuación, te mostramos un método que te permitirá tener bien claro qué número comprar.

Cómo medirse el pie antes de comprar calzado de seguridad

Para medirte el pie, te proponemos las siguientes recomendaciones:

  • Mídete de pie: mejor que sentado. Si puedes pedirle ayuda a alguien, te será mucho más fácil.
  • Mide los dos pies: es habitual que haya unos milímetros de diferencia entre ambos. De haberla, ten en cuenta la medida del pie más largo.
  • Mídete de noche: parece que en este momento los pies pueden llegar a tener una forma o longitud diferente después de todo el día en movimiento.

Para medirte, puedes hacerlo de dos formas. Por un lado, con una cinta métrica, puedes medir del talón al pie más largo, que normalmente es el dedo gordo. Por otro lado, también puedes usar un papel. Ponte de pie sobre una hoja de papel, con el talón apoyado a una pared. Marca la distancia más larga entre el talón y la punta del dedo más largo.

Con cualquiera de estos dos métodos obtendrás una medida. A esta medida le debes añadir un centímetro y después dividir por 0,66. Veamos un ejemplo. Si tu pie mide 25 cm, le sumaremos primero 1, lo que nos da 26. A continuación, dividiremos 26 por 0,66, obteniendo como resultado 39,4. Tu número es, en efecto, el 39. Aunque si saliera como resultado 39,5, por ejemplo, te recomendaríamos que te decantes mejor por un 40.

Tanto si pretendes comprar un zapato de seguridad en tienda como si lo has comprado online, tendrás que probar y comprobar que te queda bien. Para ello te recomendamos, en primer lugar, caminar un poco con ambos zapatos y hacer los movimientos que sueles hacer en el trabajo: agacharse, subir escaleras, correr, etc. Por otro lado, te aconsejamos probar el zapato o bota de seguridad con los calcetines que llevas normalmente al trabajo, ni más gruesos ni más finos. Siempre recomendamos utilizar calcetines de trabajo, pues están diseñados para que tu pie soporte las largas jornadas de trabajo.

Los pies son una parte del cuerpo a la que debemos prestar una atención especial y, por supuesto, también en el trabajo. Para cuidarlos, nada mejor que comprar el calzado de seguridad adecuado a cada trabajo y, naturalmente, no equivocarnos con la talla, pues ni un zapato o bota demasiado grande ni uno demasiado pequeño nos serán cómodos ni nos proporcionarán la protección correcta.

Aprovechamos para recordarte que en la tienda online de Naisa contamos con una amplia variedad de zapatos y botas de seguridad. Si haces tu pedido online, te recomendamos que sigas los consejos que te hemos dado en el artículo de hoy y que, si a pesar de ello, el número que has pedido no te resulta cómodo, cuentas con 30 días para cambiarlo por otro. Si tienes alguna pregunta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del formulario online.

Naisa.es - Ropa De Trabajo

Técnico PRL asesor en EPIs y vestuario laboral

Deja una respuesta