Cómo prevenir caídas en el trabajo

Las caídas son uno de los riesgos laborales más frecuentes. Curiosamente, la altura no es siempre la responsable; muchas de las caídas que se dan en el trabajo son al mismo nivel. En este artículo trataremos las caídas en el trabajo y, en especial, cómo podemos prevenirlas.

Tipos de caídas en el trabajo

Como explicamos anteriormente en nuestro artículo dedicado a las caídas, hay dos tipos de caídas: al mismo nivel y de altura.

Las caídas de altura tienen lugar normalmente a partir de dos metros de altura. Por ejemplo, trabajando en el tejado de un edificio, en un poste o en un andamio. Son muy frecuentes en sectores como la construcción, la mecánica o incluso la limpieza.

Por su parte, las caídas al mismo nivel se dan en absolutamente todo tipo de sectores, desde la hostelería hasta el sanitario, pasando por el educativo, el comercial… Se producen por resbalamientos, tropezones, pérdidas de equilibrio, etc. En la mayoría de casos están provocadas por algún defecto: suelo mojado, aceite en el suelo, un agujero…

Una vez que ya conocemos los tipos de caídas que existen, veamos de qué formas podemos prevenirlas.

Cómo prevenir las caídas en el trabajo

La primera etapa en la prevención de caídas es el diagnóstico y la evaluación de riesgos. Este análisis debe tener en cuenta todos los puestos de trabajo que implican riesgo de caída. Sí, una vez elaborada la evaluación no se consiguen eliminar todos los riesgos, se debe recurrir a la utilización de medidas de protección colectiva, como una adecuada señalización o la implantación de suelo antideslizante en lugares que presenten un riesgo de resbalamiento.

Señalización de seguridad

La señalización en los lugares de trabajo proporciona a los trabajadores información simple y clara sobre ciertos riesgos que encarna un objeto, una actividad o una zona concreta. Existe señalización permanente, (colores, paneles o pictogramas de seguridad) y señalización ocasional (señales luminosas y sonoras).

Las señales que ayudan a prevenir caídas son aquellas que informan del riesgo de tropezar, suelo resbaladizo, caídas a distinto nivel, andamio en mal estado o andamiaje incompleto, entre otras.

Cuando las medidas de protección colectiva no son suficientes, es necesario recurrir a las medidas de protección individual, como las que presentamos a continuación.

Calzado antideslizante

El calzado de trabajo antideslizante cuenta con una suela diseñada especialmente para ofrecer mayor estabilidad en suelos resbaladizos por cualquier razón (humedad, aceite…). Uno de los materiales más comunes para la fabricación de suelas antideslizantes es el etileno vinil acetato (EVA), una resina sintética ampliamente utilizada en calzado, juguetes o colchonetas.

Encontramos calzado de trabajo con protección antideslizante, como algunos zuecos sanitarios o de hostelería. Por supuesto, también encontramos calzado de seguridad antideslizante. En este último caso, las normas que regulan los diferentes suelos sobre los que se trabaja son SRA, SRB y SRC.

*Si quieres saber más sobre la diferencia entre calzado de trabajo y calzado de seguridad te recomendamos nuestro artículo sobre calzado de seguridad para agua.

Sistemas anticaída en trabajos en altura

Para trabajos verticales o en altura existen diferentes sistemas que evitan o detienen las caídas. Algunos de los más relevantes son los siguientes:

Cinturones de seguridad

Los cinturones de seguridad y posicionamiento son elementos de sujeción que rodean la cintura. Permiten, por un lado, que el trabajador se mantenga en un lugar determinado para trabajar y, por otro, impiden que este llegue a un punto con riesgo de caída.

Arneses de seguridad

Los arneses de seguridad son equipos de prensión del cuerpo que, de producirse, permiten frenar las caídas. Según el uso que se le vaya a dar, existen diferentes tipos: arneses de asiento, anticaídas, integrales… Así, para garantizar la máxima seguridad, es importante tener muy claro cuál es el arnés más apropiado para cada actividad.

Líneas de vida

Las líneas de vida son sistemas de anclaje permanentes que permiten que el trabajador se desplace amarrado a ellas con total seguridad en lugares horizontales, como techos o tejados, o verticales, como muros o postes.

Cuerdas de seguridad

Las cuerdas de seguridad son elementos de gran trascendencia en todo tipo de sistemas anticaídas. Se trata de cuerdas con características especiales para su uso en trabajos en alturas: especialmente resistentes a la rotura, abrasión, productos químicos…, capaces de soportar grandes masas o con baja capacidad de elongación, entre otras.

*Para ver más sistemas anticaída para trabajos verticales, visita la sección específica de tienda online.  

Escaleras profesionales

Muchas veces, la altura a la que se trabaja con escalera no suele superar los dos metros. Sin embargo, existen muchas situaciones laborales en las que es preciso trabajar a mayor altura. Las escaleras profesionales están diseñadas para permitir trabajar en seguridad. Para ello, cuentan con peldaños y plataforma antideslizantes. Muchas de ellas incluyen un sistema de sujeción para el usuario y otras incluso son aptas para trabajos en desnivel.

El casco: elemento imprescindible

Por último, no podemos olvidarnos del casco, un elemento imprescindible en seguridad laboral. El casco no evita la caída, pero protege la cabeza del trabajador en caso de que se produzca una. Para su uso en alturas, encontramos cascos con alta sujeción, resistentes a impactos o que permiten la visión hacia arriba.

A lo largo de este artículo hemos podido ver que existen numerosos tipos de elementos y equipos de protección para evitar las caídas en el trabajo. Desde medidas de protección colectiva, como elementos de señalización, hasta equipos individuales, como arneses o zapatos antideslizantes. Por ello, lo primero es conocer con precisión las características de una actividad para, en función de ello, decidir cuáles son las medidas y equipos necesarios en nuestro caso concreto.

Naisa.es - Ropa De Trabajo

Técnico PRL asesor en EPIs y vestuario laboral

Deja una respuesta