Tipos de guantes desechables: características y usos

Tipos de guantes desechables: características y usos

Son muchos los sectores laborales en los que se necesita protección para las manos. En algunos se busca protección contra productos químicos, en otros se requiere una higiene irreprochable, como en el ámbito sanitario o para la manipulación de alimentos, pero para cada una de estas situaciones el uso de guantes desechables es imprescindible. En el artículo de hoy vamos a ver qué tipos de guantes desechables existen en el mercado y para qué se recomienda cada uno de ellos.

En el mercado encontramos generalmente cuatro tipos de guantes desechables: de látex, de nitrilo, de vinilo y de polietileno. Además de estos tipos, contamos también con guantes híbridos. Veamos más en profundidad cada uno de ellos.

Guantes de látex

El látex natural se extrae de diferentes plantas, aunque en usos comerciales el látex extraído de la Hevea brasiliensis es el más extendido. Se trata de un material extremadamente elástico. Sin embargo, debido al aumento de alergias, el uso de los guantes de látex ha ido perdiendo la hegemonía que tuvieron hace años.

Por la capacidad para estirarse, el confort y la sensibilidad táctil que ofrecen, los guantes de látex están especialmente indicados para usos médicos, especialmente en cirugía. Su uso en laboratorios también es adecuado ya que reaccionan bien ante la mayoría de agentes biológicos.

Si bien los guantes de látex son adecuados en el ámbito sanitario, como acabamos de ver, no son aconsejables en otros sectores.

Por un lado, su uso no se recomienda para la práctica alimentaria por varias razones. Para empezar, al tratarse de un alérgeno frecuente, puede provocar reacciones alérgicas en los consumidores. Además, el látex no es resistente a los pinchazos, por lo que no está indicado si se trabaja con objetos afilados como cuchillos. De hecho, en 2007 la AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición) emitió la recomendación de limitar el uso de guantes de látex en la industria alimentaria, no solo por el riesgo de reacción alérgica, sino también por el de contaminación cruzada. Asimismo, este organismo recomienda que los guantes sean de colores para que, en caso de que durante la manipulación se desprenda algún fragmento, estos no puedan confundirse con los alimentos.

Por otro lado, puesto que el látex no es el material más duradero, en aplicaciones industriales, en las que la durabilidad es imprescindible, los guantes de látex tampoco son los más adecuados.

Guantes de nitrilo

Hoy en día, el nitrilo es uno de los materiales más comunes para la fabricación de guantes desechables y es, sin duda, una mejor alternativa al látex. Su composición química única aporta a los guantes de este material grandes beneficios.

En primer lugar, como acabamos de avanzar, al no contener látex, el nitrilo provoca muchas menos irritaciones en la piel, por lo que es ideal para los alérgicos al látex.

Además, el nitrilo es especialmente duradero. Destaca su gran resistencia a la abrasión y a los pinchazos, por lo que los guantes de nitrilo aseguran una mayor protección en ámbitos como el sanitario o en laboratorios.

También destaca su alta resistencia química a aceites, combustibles, ácidos débiles o algunos disolventes orgánicos. Esto los hace muy apropiados para peluquerías, salones de estética o talleres mecánicos.

Guantes de vinilo

Los guantes de vinilo, fabricados a partir de PVC, se caracterizan por su bajo coste, su ligereza y suavidad, aunque no son tan duraderos ni resistentes como los de nitrilo. Por esta razón no son adecuados para la exposición a productos químicos peligrosos o en caso de riesgo biológico. En cambio, su uso es muy frecuente en la industria alimentaria y también en limpieza o en cosmética, sectores en los que se utilizan productos químicos no peligrosos.

El vinilo es otra buena alternativa al látex para aquellos que presentan alergia a este material.

Guantes de polietileno

El polietileno es el polímero más simple y barato, lo que lo convierte en un material muy común a la hora de fabricar numerosos productos, entre los que se encuentran, por ejemplo, el film para la conservación de alimentos o los guantes desechables.

Los guantes desechables de polietileno son guantes económicos y sencillos, concebidos para un solo uso como, por ejemplo, los que encontramos en las fruterías o en los supermercados.

Guantes híbridos

Se trata de guantes fabricados con los materiales que acabamos de ver de forma combinada, normalmente uno de ellos en mayor cantidad que el otro. Están concebidos para ofrecer las ventajas de uno de los dos materiales, reduciendo al mismo tiempo alguna de sus desventajas. Por ejemplo, si bien son resistentes, los guantes de nitrilo son más incómodos que los de látex. Así, combinar nitrilo y látex hace que un guante ofrezca la resistencia del nitrilo, aportando un extra de confort.

El uso de los guantes híbridos depende, por tanto, de las necesidades específicas de su aplicación.

¿Qué guantes desechables usar?

Como acabamos de ver, existen varios tipos de guantes de usar y tirar. Cada uno de ellos responde a necesidades profesionales diferentes y por ello cada profesional ha de elegir aquel que se adapte mejor a su actividad y al uso concreto que se le va a dar.

Naisa.es - Ropa De Trabajo

Técnico PRL asesor en EPIs y vestuario laboral

Deja una respuesta