Arnés de seguridad: ¿Qué es y qué tipos hay?
tipos-arnes-seguridad

Arnés de seguridad: ¿Qué es y qué tipos hay?

Para los trabajos en altura es imprescindible el uso de equipos de protección que permitan evitar las caídas pero también, en caso de que ocurran, minimizar sus consecuencias. En el artículo de hoy nos centraremos en un elemento de seguridad muy utilizado en alturas: el arnés. ¿Qué tipos de arneses de seguridad existen en el mercado?, ¿Cuál debemos escoger? ¡Vamos allá!

¿Qué es un arnés de seguridad?

Los equipos de protección individual contra caídas de altura constan de tres elementos: uno o varios puntos de anclaje, un sistema de conexión (dispositivo retráctil, cuerda…) y un dispositivo de prensión del cuerpo. Este dispositivo de prensión puede ser un arnés anticaídas, un arnés de asiento o un cinturón de sujeción y retención. (El arnés anticaídas está especificado en la norma EN361, los arneses de asiento en la norma EN813 y los cinturones de sujeción y retención en la EN 358).

Los arneses suelen tener una duración máxima de 10 años. Durante este tiempo, tal como especifica la norma EN 365, cada año, una persona competente debe revisar el estado del arnés de seguridad. En esta revisión se verifica que las cintas, costuras o accesorios están en perfectas condiciones.

Si ocurre un accidente, el arnés no debe ser utilizado de nuevo. De la misma forma, no se debería usar un arnés si no tenemos la certeza de que ha sido manipulado y mantenido adecuadamente.

En cuanto a la resistencia, según la norma EN361, la masa mínima que puede soportar un arnés es 100 kg, pero en la actualidad se encuentran en el mercado fabricantes que ofrecen una mayor resistencia.

Importancia de la seguridad en trabajos en altura

Las caídas son uno de los accidentes laborales más graves. Por ello, los arneses de seguridad y los sistemas anticaídas reducen la probabilidad de que ocurra uno.

Los beneficios para el trabajador son obvios. Al estar protegidos, los trabajadores operan con total seguridad y pueden moverse y llevar a cabo sus tareas de forma cómoda y libre. Además de la salud de los empleados, para las empresas, la inversión en seguridad se traduce en la reducción de bajas laborales o menos interrupciones en los proyectos.

* Si quieres saber más sobre las caídas en el trabajo, te recomendamos este artículo.

Tipos de arneses de seguridad

Existen numerosos sectores laborales en los que es necesario el uso de un arnés. Por ejemplo, la construcción, tareas en las líneas telefónicas o eléctricas, la limpieza en altura y, por supuesto, numerosos deportes como escalada o puénting.

Según el uso que se les va a dar, existen diferentes tipos de arneses. Escoger el adecuado para cada situación garantiza la seguridad del usuario durante la tarea que ha de llevar a cabo. Encontramos diferentes clasificaciones de arneses. Por ejemplo, en función del número de anclajes que tienen o de su uso. A continuación vamos a ver algunos de los tipos de arneses más frecuentes y sus principales usos.

El cinturón de sujeción y retención no previene la caída libre. Su uso está recomendado solamente en entornos con riesgo de caída a baja altura en los que el trabajador necesita estar posicionado y con las manos libres.

El arnés anticaídas se usa en una amplia variedad de sectores, como la construcción o la industria, donde existe riesgo de caída libre.

Los arneses de asiento son arneses que se ajustan al cuerpo como lo haría un asiento. Están indicados para que el trabajador opere en una posición casi sentado en entornos que no cuentan con una superficie plana donde apoyarse.

Los arneses integrales están formados por los tres elementos anteriores: cinturón de sujeción o retención, arnés anticaída y arnés de asiento. Son los más recomendables para trabajos verticales.

Se utiliza el arnés de posicionamiento para trabajos en altura con gran riesgo, en los que es necesario posicionarse. Algunos ejemplos de sectores donde pueden ser necesarios son el industrial o la construcción, trabajos en postes o andamios, etc.

Existen más variedades de arneses. Por ejemplo, para trabajos con electricidad se recomienda el uso de un arnés dieléctrico cuyos elementos metálicos se encuentren aislados.

Otro tipo de arnés que podemos encontrar en el mercado es el arnés para espacios confinados, que permite trabajar en lugares como pozos o túneles. Se utilizan en combinación con un trípode de rescate que permite rescatar al trabajador portador del arnés que se encuentra en el espacio confinado.

Los arneses para trabajos forestales, por ejemplo, además de garantizar la seguridad del trabajador, cuentan con espacios para colocar herramientas.

Por último, para tareas de rescate y emergencias se utilizan los arneses de salvamento, que están concebidos para garantizar la rapidez en caso de urgencia. Cuentan con puntos de fijación en los hombros y una cinta de elevación que permite elevar al trabajador en vertical.

Como hemos visto, existen diferentes tipos de arnés, según las partes del cuerpo a las que se ajustan, el número y posición de los anclajes, su uso… En Naisa contamos con una amplia variedad de arneses y elementos para trabajos en altura. Si estás buscando uno para tu actividad, no dudes en consultarnos. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Naisa.es - Ropa De Trabajo

Técnico PRL asesor en EPIs y vestuario laboral

Deja una respuesta