6 características principales que debe cumplir el calzado sanitario

6 características principales que debe cumplir el calzado sanitario

Los pies de los sanitarios son un de las partes del cuerpo que más sufren durante su horario laboral ya que, la mayor parte de su jornada, se la pasan de pie, desplazándose de un lado para otro, atendiendo consultas o realizando diferentes funciones.

Llevar el calzado adecuado durante la jornada laboral sirve para retrasar el cansancio, evitar dolores de espalda o que se carguen las piernas en exceso, sobre todo si el trabajador se pasa la mayor parte de la jornada laboral de pie.

Es por ello que, a la hora de comprar un buen calzado sanitario hay que fijarse en 6 características que este debe de cumplir en función de las horas que el sanitario se pase de pie y en función de si transporta peso durante la jornada laboral o no. Aunque, en lo primero que hay que fijarse siempre al escoger un tipo de calzado u otro es que este siempre tiene que estar homologado, por eso no sirve cualquier tipo de calzado, sino que hay que buscar el calzado adecuado que se adapte a la jornada laboral de cada persona y al tipo de trabajo que se realice.

Así que, sin duda, las personas que trabajan en el mundo de la salud necesitan un calzado especial con el que puedan desempeñar de forma correcta sus funciones y con el que se pueda evitar cualquier riesgo laboral que puedan sufrir durante el desarrollo de sus funciones.

Es por ello que es importante que el calzado sanitario cumpla siempre estas 6 características que, entre otras, los hará perfectos para poder desempeñar de forma correcta su trabajo:

  1. El calzado sanitario debe pesar poco
    Usar un calzado que no sea ligero en un trabajo en el que se te exige estar toda la jornada de pie, lo único que hará será provocar pesadez en las piernas y hará que el cansancio aparezca mucho antes de lo esperado.
    Es por ello que una de las principales características del calzado sanitario debe ser que este sea ligero como una pluma, que pese poco, para así aportar confort y retrasar lo máximo posible los síntomas de pesadez y cansancio en las piernas.
  2. El calzado sanitario debe ser cómodo
    La comodidad es un factor muy importante a la hora de escoger el calzado correcto dentro del mundo del sector de la salud ya que, al pasar la mayor parte de la jornada laboral de pie, necesitarán un calzado que les aporte comodidad y, sobre todo, que no le hagan daño o le causen heridas o rozaduras, ya que esto hará que, la persona que lleve ese calzado, se pase el día incómoda y termine la jornada laboral con un dolor de pies innecesarios.
  3. Hay que asegurarse que el calzado que se escoja sea ergonómico
    El calzado siempre tiene que adaptarse al pie de la persona que lo lleva, sobre todo en un entorno laboral en el que hay que estar constantemente desplazándose de un lado para otro, cargan peso o se pasan la mayor parte del tiempo de pie.
    Que el calzado sanitario sea ergonómico no solo ayudará a disminuir el cansancio y la pesadez de la persona que los lleve, sino que también hará que sus movimientos sean más fluidos y, por lo tanto, podrá desplazarse más fácilmente.
  4. El calzado sanitario debe aportar estabilidad al pie del profesional
    El calzado nunca debe de quedar justo, ni tampoco demasiado holgado; sino que debe quedar ajustado al pie de tal forma que facilite los movimientos de la persona que los lleva y le permita desplazarse de forma fácil y sencilla, como si fuera una segunda piel. De esta forma, le ahorrará al profesional que los lleve posibles lesiones comunes como torceduras de tobillo o posibles heridas que un calzado adecuado puede evitar.
  5. El calzado profesional sanitario debe encargarse de protegerle los pies
    Si el calzado no proporciona una protección integral de los pies del profesional sanitario que los lleve, este puede estar expuesto a diversas lesiones, tanto externas como internas, en los músculos de los pies o en la superficie de este; que pueden provocarle lesiones, incomodidad a la hora de desempeñar sus tareas o, incluso, pueden provocar al personal sanitario un accidente laboral.
  6. Es importante que el calzado sanitario tenga suelas antideslizantes
    Como ya se ha repetido a lo largo del artículo, el profesional sanitario se pasa la mayor parte de su jornada laboral desplazándose de un lugar a otro y de pie, por ello es importante que el calzado que este use tenga suela antideslizante, para evitar así cualquier tipo de caída o torcedura que pueda provocarle cualquier tipo de lesión.

Y lo más importante, el calzado de un profesional que trabaje en el mundo sanitario debe de estar correctamente homologado. Sin olvidarnos que cualquier elemento del vestuario sanitario debe de ser cómodo y de calidad.

Estas son algunas de las principales características que debe de tener en cuenta un profesional que trabaje en el sector salud a la hora de escoger el tipo de calzado adecuado, ya que, llevar el calzado correcto, hará que se sientan menos cansados durante su jornada laboral y evitará problemas físicos como dolores de espalda o incluso ciertas lesiones que se pueden sufrir en su entorno laboral, como torceduras o heridas.

Naisa.es - Ropa De Trabajo

Técnico PRL asesor en EPIs y vestuario laboral

Deja una respuesta